España: prevenir al Bitcoin del delito de blanqueo de capitales

En los últimos meses, y en función de la discrecionalidad que ha otorgado al Poder Ejecutivo de EEUU la llamada Patriot Act, han cobrado notoriedad los procedimientos contra tenedores, promotores y administradores de la compra y venta de bitcoins, que ha afectado a su operatoria en varios países del mundo.

La pérdida de control que el sistema financiero ha tenido sobre los contribuyentes a partir del nacimiento del Bitcoin ha sido el elemento que ha servido de justificación a la administración norteamericana para argumentar que los tenedores de este software podrían estar refugiándose en este sistema de intercambio con el fin futuro de blanquear capitales de origen ilícito. En la práctica, convierte en sospechoso al tenedor en virtud de una normativa que presume ese origen ilícito, aunque no exista evidencia de ello.

Esta legislación inquisitiva ha despertado temores y recelos en operadores de todo el mundo, dado que salvo algunas excepciones, es el marco regulatorio que impera en los principales países donde se concentran los usuarios del Bitcoin, y lo cierto es que España no es una excepción.

La Ley 10/2010 de prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo establece cuatro categorías de blanqueo, donde el denominador común es que existe delito cuando se procede a “regularizar” capitales a sabiendas de su origen ilícito. Este último aspecto, ampliamente interpretable, es el más preocupante desde el punto de vista de los derechos fundamentales puesto que el origen ilícito se puede abarcar desde cualquier lugar.

Para que el sistema no presuma que el receptor del dinero sabe de su origen ilícito, expone unas reglas de obligado cumplimiento que eximirían a dicho receptor de cualquier atisbo de sospecha, pero lo cierto es que la mayoría de los llamados exchanges que operan en y para España no cumplen con estas reglas, y por tanto estarían sujetos a eventuales represalias, que de no ser modificada la estructura y definiciones de la compra y venta de Bitcoins, tarde o temprano llegarán. Son las llamadas medidas de “Diligencia debida” cuya desatención han motivado múltiples imputaciones en materia de lavado de dinero en España.

Proteger al Bitcoin de esta ofensiva no es difícil. Antes que nada hay que devolver al Bitcoin a su naturaleza legal, ya que no es una moneda en los términos de la legislación española. Se trata de un bien intangible o software que se vende por medios electrónicos y que sirve como Sistema de Intercambio Comercial(SIC). Es precisamente la errónea consideración de los bitcoin como moneda la que pone a este sistema en la mira de sus detractores, dado que eso convierte a los operadores en agentes de cambio sin serlo y sujetos, motu proprio, a la mencionada Ley contra el blanqueo.

Estos cambios en las definiciones permitirán no solo proteger a los exchanges de estas consecuencias penales sino que además normalizarán el flujo de bitcoins en la economía nacional, dado que como ya hemos visto, los bitcoins son permutables en cualquier ámbito comercial que acepte los BTC como forma de pago.

Compartir
Tweet about this on TwitterShare on FacebookBuffer this pageShare on Google+Share on VKEmail this to someone

Cómo garantizar los servicios profesionales contratados por Internet

Realizar trámites online, compras y contratación de servicios a través de la red es una realidad indiscutible. El ahorro de tiempo, de dinero y la comodidad que ofrece son atractivos de un sector que si bien no va a sustituir en pleno al comercio físico, lo cierto es que le ha ganado un terreno en la última decada del que parece no volverse atrás. A esto hay que añadir los servicios de descuentos por compra online y los servicios profesionales: abogados, asesores, dietistas, informáticos, etc.

Es un sector en alza dado que otorga al consumidor una capacidad de comparación mucho más amplia respecto a la oferta de esos servicios. Es decir, tiene amplias ventajas.
Sin embargo, el ahorro comercial que supone la publicidad en Internet y lo innecesario de tener amplias infraestructuras, permite el acceso a oferentes que no siempre pueden dar lo que prometen. Crear una página web, incluído diseño, hosting y dominio nos puede costar unos 100 euros al año, lejos de los gastos mensuales que nos supone un alquiler o una licencia de apertura.
Por ello, y en atención a lo que dispone la Ley 34/2002, de 11 de julio de Servicios de la Sociedad de Información y Comercio Electrónico, vamos a proponer unas sencillas precauciones que debemos tener siempre en cuenta a la hora de realizar compras online:
  1. Constatemos que lo que nos ofrecen es real. Desconfíe en general de los productos milagrosos y consulte a especialistas si tiene dudas respecto a lo que va a adquirir.
  2. Verifique y exija la identidad de los oferentes. La normativa en esta materia otorga el derecho al consumidor de saber quién es la persona que está al otro lado del monitor. Esto es una garantía que le permitirá, en caso de incumplimiento, realizar las oportunas acciones. Si le dan largas para proporcionarle estos datos, elija otro proveedor.
  3. Si le presionan para adquirir el producto o servicio, no lo adquiera.
  4. Recuerde que la información publicitaria que su proveedor tenga en la web, tiene carácter vinculante, es decir, está obligado a cumplir dichas condiciones sin excepción.

El Toguero 

Compartir
Tweet about this on TwitterShare on FacebookBuffer this pageShare on Google+Share on VKEmail this to someone

GNUzilla para evitar la cyberinjerencia de EEUU en tu navegador

La Electronic Frontier Foundation ha publicado recientemente una guía de alternativas a las aplicaciones y programas que reportan las actividades de sus usuarios a la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos. Esta lista se puede ampliar, pero para el usuario común es una buena guía de acción contra el cyberespionaje. Por un lado propone el uso de sistemas operativos libres alternativos a Windows, el uso de monedas electrónicas, buscadores, pero también ofrece dos alternativas de navegación en internet frente a Internet Explorer y Google Chrome. Nosotros nos vamos a detener con algo que no hemos encontrado en la web: una guía sencilla de instalación de GNUzilla en castellano en sistemas operativos Linux*:

Abrimos una Terminal y hacemos estos pasos.

1- Abrimos una Terminal (Konsole) y añadimos los repositorios escribiendo:

sudo add-apt-repository ppa:gnuzilla-team/ppa

2- Después actualizamos los repositorios con:

sudo apt-get update

3- Y por último instalamos:

sudo apt-get icecat

Y desde entonces podremos hacer una navegación en internet con mayor seguridad. Cualquier duda, comentad y consultad!. Podeis ejecutarlo en Aplicaciones>Internet>Icecat.

*Actualmente existe una polémica lanzada por Richard Stallman, uno de los referentes mundiales del software libre, que rechaza Ubuntu como sistema operativo “libre” al tener las nuevas versiones de Ubuntu (desde la 12.10 en adelante) reportes de actividad a la empresa Amazon, con fines comerciales; aunque es bueno recordar que esta opción se puede desactivar. No obstante, como usuario Ubuntu que soy sigo recomendándolo por su valor filosófico a la par de su accesibilidad, aunque con precauciones (de hecho uso Ubuntu 12.04 Precise Pangolin).

Compartir
Tweet about this on TwitterShare on FacebookBuffer this pageShare on Google+Share on VKEmail this to someone

El spyware de la Policía Nacional y el camino inevitable hacia los “freesites”

La Policía Nacional hizo un importante operativo

Según ha adelantado el Ministerio de Justicia, el borrador de anteproyecto de Código Procesal Penal encargado por Alberto Ruiz Gallardón permitirá a la policía, tras la intervención de un juez, utilizar software malicioso para obtener información de los equipos informáticos de las personas a las que investiga. Esto implicará dotar a las fuerzas de seguridad de medios técnicos y humanos para el control de equipos informáticos de personas “sospechadas”.

Según recoge el artículo 350 del anteproyecto, “el Tribunal de Garantías podrá autorizar, a petición razonada del Ministerio Fiscal, la utilización de datos de identificación y códigos, así como la instalación de un software, que permitan, de forma remota y telemática, el examen a distancia y sin conocimiento de su titular o usuario del contenido de un ordenador, dispositivo electrónico, sistema informático, instrumento de almacenamiento masivo de datos informáticos o base de datos”.

Esta práctica ya está incluída en la llamada “Ley Lasalle“, que permite esta práctica pero en los procedimientos derivados de la “salvaguarda” de la propiedad intelectual.

Calma navegantes

Sin embargo, va a ser difícil que esta Ley consiga, al menos a largo plazo, las consecuencias deseadas. Ian Clarke, un joven informático de origen irlandés, viene desarrollando desde el año 2000 un software de código abierto conocido como “Freenet”. El mismo funciona como una red P2P (similar a la estructura del conocido programa de intercambio de datos eMule) y facilita anonimato de cara a la navegación, acceso y proporción de información a los usuarios de la misma.

Inclusive, con el instalador del Freenet se proporciona una aplicación, Jsite, que permite crear, insertar y administrar las llamadas “freesites”, una especie de oasis de la libertad de expresión en internet similiar a cualquier página web pero con datos encriptados para garantizar el anonimato. Similar funcionamiento tiene Entropy, pero desarrollado en lenguaje C y no en Java como Freenet.

Esto indica que en el nivel actual de actividad y desarrollo de la computación, pretender legislar límites al flujo de datos es como poner puertas al campo. A nuestro entender, esta actividad legislativa va orientada a introducir el miedo entre los navegantes más que a reprimirlos, dado que un simple rastreo por la web nos permite obtener soluciones sencillas a esta nueva censura. Sólo hay que partir del concepto de que nada es imposible y que todo es relativo.

Fuentes
Alt040: La policía española podría usar spyware en sus investigaciones
Freenet Project: Web Oficial en castellano

Compartir
Tweet about this on TwitterShare on FacebookBuffer this pageShare on Google+Share on VKEmail this to someone

Instalar Multibit en Ubuntu 12.04

Aquí vamos con el proceso de instalación de un monedero para Bitcoins en tu ordenador. Multibit es un programa hecho para el operador Bitcoin nivel usuario, con una interfaz gráfica simple. Para el usuario de Ubuntu, se puede llegar a complicar el proceso de instalación, pero con este sencillo tutorial no habrá mayores problemas.

Primero vamos a la web www.multibit.org y descargamos la versión del programa para linux. El archivo que nos descarga es un archivo .jar, luego tendremos que tener engrasada nuestra máquina java. Para los que no la tengan vamos a instalar la máquina Java de Oracle, dado que algunos usuarios dicen que la versión OpenJDK puede llegar a darnos algunos problemas con la instalación:

1- Abrimos una Terminal (Konsole) y añadimos los repositorios escribiendo:

sudo add-apt-repository ppa:webupd8team/java

2- Después actualizamos los repositorios con:

sudo apt-get update

3- Y por último instalamos Oracle Java 7 con:

sudo apt-get install oracle-java7-installer

Si quieres hacer la comprobación de que todo esta ok, teclea en la Terminal:

java -version

Y la última parte es coser y cantar:

Buscamos la carpeta donde esté nuestro archivo .jar y con el botón derecho, seleccionamos “Abrir con” y elegimos “Oracle Java 7”. A partir de entonces empezará la interfaz gráfica de instalación que  no representará mayores problemas para el usuario.

Compartir
Tweet about this on TwitterShare on FacebookBuffer this pageShare on Google+Share on VKEmail this to someone

Instalación de Bitcoin-qt en Ubuntu, con tres pasos sencillos

En Ubuntu, normalmente teníamos una opción primaria de abrir nuestro cliente que nos permite el almacenamiento y resguardo de Bitcoins (BTC); era Bitcoind 0.5, que nos permitía trabajar con la línea de comandos (esa pantalla negra similar al MS-DOS de los viejos ordenadores). Bitcoin-qt sin embargo absorbe estas funciones, pero con un aspecto más amigable para el nivel usuario. Aquí podemos ver una definición más detallada: Wiki de Bitcoin-qt.

Lo que vamos a hacer ahora es trabajar los tres pasos que hay que dar para instalarlo en Ubuntu:

1-Abrimos una Terminal (Konsole) y escribimos (de esta manera añadiremos los repositorios de KDE en nuestro sistema):

sudo add-apt-repository ppa:bitcoin/bitcoin

2-Después actualizamos esos repositorios para que nuestro PC pueda extraer el software de instalación de KDE:

sudo apt-get update

3-Y por último, escribimos el comando de instalación:

sudo apt-get install bitcoin-qt

Y listo. Ahora entre nuestras Aplicaciones>Internet estará el icono listo para usar. En breve volcaremos en el blog un tutorial de uso en castellano, con las principales dudas que nos pueden surgir.

Cualquier comentario será bienvenido.

Compartir
Tweet about this on TwitterShare on FacebookBuffer this pageShare on Google+Share on VKEmail this to someone

[Descargar] Bitcoins para torpes, el capítulo de The Good Wife que escenifica la amenaza del Bitcoin para las autoridades de EEUU

Un particular abogado, defensor habitual de los activistas del movimiento Ocupa Wall Street que protestan contra la estructura del poder financiero y sus consecuencias sociales, entra agitado al despacho de Alicia Florrick porque agentes del Departamento del Tesoro de EEUU lo están siguiendo. Quieren que desvele el nombre de su cliente, el creador del Bitcoin, la divisa electrónica que está poniendo en jaque su estructura monetaria y base del poderío económico de las principales corporaciones. Adjuntamos el enlace para descargarlo doblado al castellano.

Solo hay que copiar y pegar esta dirección en tu navegador.

http://bitshare.com/files/urpckjpe/The-good-wife-3×13.avi.html

Compartir
Tweet about this on TwitterShare on FacebookBuffer this pageShare on Google+Share on VKEmail this to someone

Programación sencilla sin lenguaje friki: eso es Geany

Sabemos de programación bastante más de lo que creemos. Al menos esa es la conclusión que saco yo de mi experiencia con la herramienta de programación Geany. Muchos de ustedes habrán tenido que modificar un archivo de un programa en un bloc de notas, los que tienen blog habrán tenido que modificar la plantilla en HTML (esa página llena de símbolos, numeritos y palabras en inglés sobre texto planoo), o incluso más sencillo todavía: los que usan Google Chrome habrán dado alguna vez por equivocación a la opción “Inspeccionar elemento” del botón derecho.

Bueno, todo eso es lenguaje de programación, pero en los libros técnicos y en la pedagogía informática en general, lo normal es que esté planteado en términos casi incomprensibles para el común de los mortales. La pedagogía realizada sobre la informática y la matemática aplicada a la misma está hecha de tal manera que sea reprobada socialmente, quedando en manos de un grupo cerrado. De esa manera se van conformando realidades “socialmente aceptadas”, como que tenemos que pagar de más adquiriendo software privativo, o de manera más general, conformarnos con lo que el sistema nos ofrece sin buscar alternativas.

El objetivo de este post es trasladar al campo informático, concretamente al mundo de la programación, el espíritu que el gran matemático argentino Adrián Paenza expresó con su libro “Matemática para todos”. En este caso llamémoslo “Programación para todos” si quieren.

En los próximos posts vamos a ir desarrollando programas propios, desde el más sencillo hasta soluciones complejas, con varios tutoriales realizados en base al programa Geany. En realidad es un “Entorno de Desarrollo Integrado” (IDE, por sus siglas en inglés), cuya definición abordaremos más adelante.

Con él aprenderemos a hacer nuestros propios programas y aplicaciones en base a un mecanismo pedagógico sencillo, que nos permita romper desde nuestra casa determinados patrones de dependencia tecnológica y, mediante el conocimiento, ser un poco más libres.

Me pongo manos a la obra.

Un abrazo
El Toguero.

Compartir
Tweet about this on TwitterShare on FacebookBuffer this pageShare on Google+Share on VKEmail this to someone

Instalar Quicktime en Ubuntu y la alternativa VLC

Para los usuarios recién migrados a Ubuntu es a veces necesario el uso de archivos con formato .mov para reproducir. Frente a esto, la mejor alternativa es instalar desde el Centro de Software(opción fácil y recomendada) el Reproductor VLC, que ya viene con todos los los formatos para reproducir.

VLC media player es un reproductor multimedia y framework multimedia libre y de código abierto desarrollado por el proyecto VideoLAN. Es un programa multiplataforma con versiones disponibles para muchos sistemas operativos.

VLC es un reproductor de audio y video capaz de reproducir muchos códecs y formatos de audio y video, además de capacidad de streaming. Es software libre, distribuido bajo la licencia GPL.1 y muy fácil de usar.

Fuente: Wikipedia.org

Compartir
Tweet about this on TwitterShare on FacebookBuffer this pageShare on Google+Share on VKEmail this to someone

El Escritorio KDE para Ubuntu, el más indicado para usuarios Windows

KDE es el formato de escritorio que, a mi modo de ver, es ideal para aquellos que provienen de experiencias Windows. Su estructura y la posibilidad de distribuir los iconos, más su Lanzador (el equivalente al Menú de Inicio de Windows), creo que es la opción más atractiva para el proceso de transición mental.

Los pasos para su instalación son los siguientes:

1-Abrimos una Terminal (Konsole) y escribimos (de esta manera añadiremos los repositorios de KDE en nuestro sistema):

sudo add-apt-repository ppa:kubuntu-ppa/backports


2-Después actualizamos esos repositorios para que nuestro PC pueda extraer el software de instalación de KDE:

sudo apt-get update


3- Instalar KDE mediante:


sudo apt-get install kubuntu-desktop


Ahora solo queda reiniciar la PC y cuando vamos a introducir nuestra contraseña, elegir KDE como escritorio de inicio. Y listo!

Ya tenemos nuestro escritorio listo para distribuirlo igual a lo que teníamos en Windows.

Compartir
Tweet about this on TwitterShare on FacebookBuffer this pageShare on Google+Share on VKEmail this to someone