Semplice 6, la tabla de salvación de los ordenadores de gama baja

Si observamos la web informativa de Windows a la hora de establecer patrones y recomendaciones sobre cómo mejorar el rendimiento de un ordenador, observaremos que todo el instructivo orienta a dos cosas: o bien aumentar la memoria RAM del equipo, o adquirir componentes de mayor capacidad. Nada establece a la hora de economizar recursos, distribuir eficazmente el uso de la RAM o simplemente, eliminando procesos innecesarios.

Lamentablemente, esto ya no es solo un problema de Windows, sino también de Ubuntu, sistema operativo que si bien sigue siendo libre, está preparado para consumir cada vez más recursos del ordenador, y por tanto es problemático su uso en ordenadores de gama baja o económicos.

Para eso está Semplice 6, una distribución de Linux basada en Debian, que combina ligereza, elegancia y sencillez, y que está orientada a consumir solamente los recursos básicos para un correcto funcionamiento.

Su escritorio OpenBox resume el lanzador de aplicaciones a un simple click de botón derecho del mouse. Además, viene con varias aplicaciones precargadas para el usuario común (navegador Chromium, editor de texto, editor de imagen y reproductores de vídeo y música multiformato).

Gracias a esta distribución de Linux, podemos hacer que un ordenador portátil de gama baja, de precio aproximado de entre 170 y 190 euros, pueda correr de manera impecable. Hemos hecho el ejemplo de hacer correr simultáneamente cuatro procesos: navegador Chromium, herramienta de programación Gambas, LibreOffice y el editor de imagen GimpShop, con resultado de consumo de no más de 900 MB de memoria RAM.

Ordenadores de gama baja: jamás a volveréis a pasar hambre

Los usuarios de productos informáticos de gama baja nos enfrentamos diariamente a las vicisitudes de aplicaciones que normalmente están pensados para ser usadas en computadoras o equipos de muy alto rendimiento, lo cual va siempre asociado al coste del equipo. La utilidad en el mercado tecnológico va asociada casi siempre al dinero que se esté dispuesto a desembolsar, lo cual siempre va en detrimento de la democratización de la tecnología.

En este blog hacemos una apuesta por los equipos de gama baja y por la reutilización de equipos que el mercado desecha por varios motivos, pero sobresale entre ellos la problemática ambiental y económica que implica tener que renovar y consumir equipos cada cierto tiempo. Además genera la falsa necesidad de comprar y renovar de manera periódica hardware que puede ser reutilizado y alargado su tiempo de vida, y con esta nociva práctica se educa al usuario a resolver con dinero aquello que puede resolverse con un poco de investigación y esfuerzo.

Además de apostar por distribuciones ligeras de Linux para aquellos equipos más antiguos, hemos encontrado una impresionante utilidad para equipos económicos o de gama baja que optimizan los recursos y eliminan las utilidades que ralentizan el funcionamiento de nuestro ordenador. Se trata de un tutorial de cinco partes realizado en el blog Geekland que nos indica como vaciar el equipo de datos innecesarios (fundamentalmente la caché y la limpieza de la memoria de intercambio) y optimizar la memoria RAM, con resultados impecables que estoy probando en nuestro Gfast de 1GB de Memoria Ram, en una distribución Linux Mint 16.

El autor del blog Geekland tiene ya asistencia jurídica gratuita por largo tiempo.

Fuente: Geekland